Ruta por el Cabeçó d’Or

El Cabeçó d’Or

Paisaje de roca

El Cabeçó d’Or se encuentra situado en la comarca de l’Alacantí, en el límite con la Marina Baixa. Es una importante referencia visual al norte del campo de Alicante, y su cordal separa los municipios de Xixona, Busot, Aigües de Busot y Relleu.

Es una sierra alargada de nítida alineación perpendicular al litoral que aproxima sus últimos estribos al mar. Una fractura longitudinal singulariza la sierra con una imponente fachada rocosa de vigorosa arquitectura de gran atractivo montañero excursionista.

La geología y los agentes atmosféricos han diversificado el paisaje vertical sobre grandes espesores calizos. Forma parte de los más elevados sistemas alicantinos. Son 1.209 metros sin alturas cercanas en su entorno, con acusados desniveles sobre los pie de monte que realzan su presencia  de gran montaña en el paisaje. La complejidad de este sugestivo relieve vertical calizo ha creado una escuela de escalada, entre las de mayor prestigio de la Comunitat Valenciana.

cabezo-dor-busot
cabezo-dor-busot-3
El Cabeçó d’Or

Una montaña de tesoros

Desde la época islámica han existido prospecciones de oro en la montaña, con escasos o nulos resultados. En pleno siglo XX, se creó una empresa para la extracción de oro en la montaña sin estudios previos que avalaran la explotación, basada solamente en la existencia no confirmada de un manuscrito árabe y un plano conservados en África.

De esta búsqueda del dorado metal se deriva, al parecer, el topónimo. El nombre ha fijado en la memoria la leyenda de las ocultas riquezas. Dos minas, Salvación y Orcolona, permanecen como testimonios de la insensata búsqueda en la montaña del preciado metal.

Nada más cierto que la montaña esconde en su entraña dos inagotables y nada imaginarios tesoros, la cueva de Canelobre y el agua, el oro líquido como metáfora, aguas termales declaradas de interés público y que han dado nombre a un municipio, Aigües de Busot. Estos manantiales y la génesis de la cueva de Canelobre son la consecuencia de los intensos procesos de disolución de la caliza por las aguas meteóricas que afectan al sistema y que visiblemente se reflejan en el paisaje.

Esta montaña se enmarca en el dominio Prebético de la cordillera Bética, levantada por la orogenia alpina. Está constituida por un núcleo de calizas del Jurásico que forman llamativos paredones en su flanco oeste.

El núcleo Jurásico está flanqueado por materiales más modernos del Cretácico, y dicho conjunto, a su vez, está rodeado por margas y calizas del Terciario sobre las que se ha desarrollado una intrincada red de barrancos y ramblas. Por último, durante el Cuaternario se forman los runares que caen por sus empinadas laderas.

Las calizas del Malm que forman la cima están muy fracturadas y son muy permeables, lo que ha permitido un intenso proceso cárstico. Ejemplos de ello son las populares cuevas del Canelobre y la cueva de la Granota.

Nos encontramos en una zona de clima mediterráneo, con inviernos suaves, veranos cálidos y precipitaciones irregulares. 

Los datos de la estación meteorológica de la vecina Jijona marcan 15º C de temperatura media anual y 340 mm. de precipitación.

Por lo que se refiere a la temperatura, el Cabeçó se encuentra dentro del termotipo termomediterráneo y si relacionamos temperatura y precipitaciones, la zona va del ombrotipo semiárido en la solana hasta el seco en la umbría.

Las diferencias entre solana y umbría se notan también en la vegetación. 

Mientras que en la solana encontramos matorrales termomediterráneos y pre-estépicos, en la umbría se dan las condiciones para que se desarrolle el encinar.

Sin embargo, el intenso aprovechamiento agrícola de la sierra, las repoblaciones de pino carrasco (Pinus halepensis) y los incendios en el Racó de Seva del 82 y del 83 solo han dejado algunos pequeños fragmentos de encinar.

Pero sobre todo, destaca por su interés conservacionista la vegetación rupícola de sus paredones calizos.

Las sierras del Cabeçó d’Or y de la Grana son un lugar relevante para la conservación de rapaces rupícolas.

Acoge una pareja de águila-azor perdicera y otra de águila real. Nidifica también el halcón peregrino, el búho real y la culebrera europea.

geologia

FICHA TÉCNICA

Salida: Aparcamiento del km 2,2 del Camí de les Coves del Canelobre (CV-776).
Llegada: Mismo sitio.
Recorrido: 10,5 kilómetros.
Tiempo aproximado: 4 horas.
Dificultad: Media.
Descárgate el recorrido en pdf.

plano-ruta-cabezo-dor
El Cabeço d’Or

Recorrido Circular PR-CV 2

  • El sendero comienza a unos 3 km de Busot, siguiendo la carretera de Jijona dirección las Cuevas del Canelobre (CV-774). Antes de llegar a ellas por la CV 776, en el Pla de la Gralla, encontramos un aparcamiento donde está el cartel informativo del PR-CV 2.
  • En este punto comienza el itinerario en dirección Sur por la carretera asfaltada hasta las Cuevas del Canelobre, donde al final de esta explanada de asfalto comienza un sendero que desciende en dirección Sur hasta el Pla del Cabeçó. Desde este punto ascendemos en dirección Norte, siendo un gran zig-zag esta parte del sendero hasta llegar a la Casa de Polzet. La senda se encuentra muy marcada ya que pasan muchos excursionistas a lo largo del año, y la señalítica es bastante buena.
  • Desde la Casa de Polzet, si queremos subir a la cumbre, lo haremos tomando la senda que sale a la derecha en dirección Noreste. Esta va cruzando pequeñas pedreras y pasando por debajo de paredes hasta llegar a un pequeño collado en la arista somital. Para llegar a este collado hay que hacer una pequeña trepada muy fácil.
  • Desde el collado y siguiendo el corte de aguas primero, y luego un poco por el interior, llegaremos a la cumbre del Cabeçó d’Or.
  • Para continuar el itinerario, regresaremos a la Casa de Polzet para seguir por la senda de la derecha según bajamos (dirección Norte). El resto del itinerario es en descenso, la senda atraviesa unas pedreras hasta el Racó de Seva, donde pasa a ser pista forestal, la cual cogeremos en dirección Sur y que nos llevara hasta el aparcamiento del inicio.