turismo rural en alicante

Turismo rural en Alicante y Busot, un pueblo con encanto.

El tiempo en que vivimos nos ha impuesto un ritmo de vida acelerado y estresante, donde cada vez adquiere más importancia el hecho de desconectar, hacer un parón en nuestra rutina diaria, respirar aire puro y limpio y huir del bullicio de las grandes ciudades. La práctica de turismo rural en Alicante es una alternativa perfecta para disfrutar de ese respiro, ya que se trata de una actividad que se practica en pequeñas localidades generalmente rodeadas de un entorno natural.

Además, la práctica de turismo rural nos enriquece a nivel personal con una serie de relaciones humanas que se establecen como resultado de la visita a diversas comunidades de la localidad en cuestión, con unos valores naturales, culturales y sociales diferentes a los que estamos acostumbrados en una ciudad.

Son muchos los alicientes que una escapada rural nos ofrece:

  • Nos sirve de liberación para el estrés debido a la armonía y quietud del entorno.
  • Se trata de una actividad muy motivadora y divertida para los niños, ya que tienen la oportunidad de investigar y aprender acerca del entorno y sus gentes y, además, poder jugar con total libertad debido a la tranquilidad que les rodea.
  • Establecemos un intercambio de culturas ya que estrechamos lazos con la gente del pueblo debido al trato cercano y familiar, alejado de las desconfianzas típicas que una gran urbe lleva implícitas.
  • Ampliamos nuestro conocimiento debido al enriquecimiento cultural, histórico y paisajístico.
  • Despertamos nuestra curiosidad e interés por las tradiciones, gastronomía y productos que el destino nos ofrece.
  • Conectamos con la madre naturaleza y aprendemos a entenderla mejor.

El encanto de lo natural y las pequeñas localidades tiene sus ventajas y el hecho es que esta nueva tendencia se está consolidando.

Busot es un pueblo con encanto que cumple con todos los requisitos que podemos encontrar dentro del marco de los diversos tipos de turismo rural en Alicante:

Agroturismo. Se trata de aportar valores y sumar experiencias enriquecedoras, y la sierra del Cabeçó D’Or nos brinda todas las oportunidades para aprender sobre su fauna y su flora.

Turismo gastronómico. La rica gastronomía de Busot, resultado de la mezcla de las culturas valenciana, murciana y manchega, combina a la perfección productos de costa e interior.

Turismo deportivo y de aventura. En la sierra del Cabeçó tenemos desde rutas de senderismo hasta itinerarios totalmente preparados y revisados para la práctica de escalada y vía ferrata. Además, nuestro tesoro más preciado es las Cuevas del Canelobre, una maravilla de la naturaleza que se convierte en uno de los principales atractivos turísticos de toda la provincia de Alicante

Turismo cultural. Disponemos de diversas actividades culturales como conciertos y obras de teatro durante todo el año, además de ofrecer dos museos de gran interés cultural como son el Museo de música étnica Carlos Blanco Fadol y el Museo casa estudio del pintor Enrique Lledó.

Y también hay playa. Bueno no, pero casi, Busot se encuentra a tan sólo 7 kilómetros del mar y de la costa de El Campello, de hecho, desde la cima de la Sierra del Cabeçó d’Or podemos admirar sus impresionante vistas a prácticamente toda la costa alicantina.

¿Comenzamos?